miércoles, 2 de febrero de 2011

A Dios


Ésta es la última columna de Corazón sin Coraza. La escribe mi hijo al dictado de mis emociones. Yo he de partir hacia un destino soñado: el del reencuentro con mis dos hijas, Miriám y Esther, y el amor de mi vida, Conchita. Ante eso ya no hay crisis, ni dislates políticos, disparates legislativos, incongruencias administrativas o francachelas mundanas que me retengan.

Me voy en paz con la vida, pues las satisfacciones y las alegrías pueden más que los embates del dolor, la incomprensión y las difíciles experiencias que ésta me ha deparado.

Creo honestamente que he sido consecuente con mis ideas y en todo momento sincero con mis lectores, a los que he ofrecido mi punto de vista sin otra pretensión que llevarles a la reflexión y ayudarles a decidir por sí mismos. He callado lo que pensaba que debía callar; y he dicho lo que creía que había que contar, siempre en posesión de información y nunca desde la especulación. La opinión debe construirse desde el conocimiento de los hechos comprobados y no de la rumorología y los cotilleos de salón. Y ello ha constituido siempre la base de mi independencia profesional, que creo haber mantenido hasta el final a pesar del excesivo coste personal que en ocasiones me he visto obligado a pagar.

Sé que en estos días se dirán muchas cosas de mí. Unas buenas y otras malas. No me preocupa. Nunca me ha preocupado. Siempre he pensado que es mejor no hacer caso, antes que iluminar a los ignorantes con la verdad. Allá ellos.

Me quedo con lo mejor, con la familia y los amigos, a los que tengo verdadera devoción. Porque, créanme, es lo que realmente merece la pena en la vida: el amor de los tuyos. Éste es el equipaje con el que emprendo mi último viaje hacia el reencuentro ya anunciado, embarcado en la fe de lo que me voy a encontrar. Lo único que siento es no poder volver a ocupar este espacio para contarles mi experiencia. No me queda otra que despedirme con un simple y entrañable A Dios.


Mar, 01/02/2011

Ismael Medina

5 comentarios:

Alvaro Romero Ferreiro dijo...

Bonita despedida.Nuevamente D.E.P y ....A Dios.

el que dice lo que piensa dijo...

bonitas letras, si señor, llenas de humanidad. R.I.P A dios.

Old Nick dijo...

UN GRAN PERIODISTA Y TAMBIÉN UN HOMBRE COMO LOS DE "ANTES", QUE DECÍA LO QUE CREÍA Y ENCIMA ERA VERDAD.
Ha Callado Su VOZ. NO SU EJEMPLO Y TESTIMONIO VIVO.¡CON UN PAR!

D.E.P.

Serk1492 dijo...

Muy bonita

Soldado Vikingo dijo...

Espero que ahora ya esté en un lugar mejor.