jueves, 29 de abril de 2010

EDITORIAL 39: Las siete cabezas de la hydra


Malos tiempos para España. Malos tiempos para los patriotas. Malos tiempos para los falangistas confesos. ¿O quizá no tan malos?

Se ha desatado la furia. Cada cual ha retornado a su papel y, ya sin tapujos, sin el incómodo corsé de eso que llaman democracia y en la cual ni ellos han creído jamás, ni nosotros nos hemos tragado el sapo de confundirla con cualquier atisbo de realidad, han tomado posturas.

Los famosos tres poderes de Montesquieu, fueron fusilados hace años en primera instancia por Alfonso Guerra y “paseados” en virtuales sacas por Baltasar Garzón que, como Dios, tiene tres naturalezas en una sola verdadera, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, ¡en un solo año!

La querella que Fe-JONS ha presentado y nosotros felicitado, contra Baltasar Garzón, secundando las presentadas por el sindicato Manos Limpias y por la organización Libertad e Identidad , en relación con el presunto delito de prevaricación por el mal llamado asunto de las fosas, ha despertado a la Hidra - al monstruo de la siete cabezas - y ha empezado a escupir en todas direcciones su odio guerracivilista sin importar la verdad o la mentira.

Hemos visto como, desde varios “medios de comunicación” nacionales y de gran tirada, supuestos columnistas de prestigio han pedido, sin ambages, la ilegalización inmediata de la Falange. De todas las falanges. Del fascismo irredento y culpable.

Hemos visto como los sindicatos mayoritarios – CC.OO. y UGT - el mismo día que se anunciaba una reforma laboral tremendamente lesiva para los trabajadores, con despidos baratos que antes se habían negado; en los mismos días en que se conocían nuevas cifras de paro que superaban ya el 20% de la población activa; al mismo tiempo en que se sabía que las ayudas dependientes del plan “E” tan cacareado por el gobierno, tales como la renta de emancipación o la de adquisición de libros escolares, van a grabar la renta al tipo marginal (el más alto), en esos mismos días, los más altos representantes de CC.OO, y UGT, se encerraban en universidades de Madrid y Barcelona en apoyo de un juez presuntamente prevaricador y golfo pidiendo la ilegalización de las falanges. ¿Quién les ha elegido para ello?

Hemos asistido atónitos al espectáculo de ver ex jueces y ex fiscales, algunos de ellos hijos destacados del régimen anterior, acusar a Varela, al juez de Jueces para la Democracia, y por extensión a los otros 14 miembros del alto tribunal, al mismo que rechazó en primera instancia la causa de las fosas, ser acusado de ser heredero de los Tribunales de Orden Público y de paso, de los mayores crímenes que se pueda cometer de manera colectiva o individual.

Hemos visto a Gaspar Llamazares, el desprestigiado líder de Izquierda Hundida, indignado, señalando a los falangistas con el dedo acusador y haciendo una nueva – en realidad una vieja - interpretación del derecho chequista y frente populista explicando que la ley de Amnistía fue otorgada para blindarse ellos mismos ¡pero no para blindar a los fascistas de La falange! ¡No para hacer una ley de Punto Final! ¡Y lo ha dicho sin sonrojarse, quizá porque su color no de ya para más rojo!

Así que la ley que blindó al asesino miserable de Santiago Carrillo, aún vivo; que excarceló a los recientes asesinos de Carrero Blanco – aún vivos – mientras dejaba al margen a los responsables del atentado contra los abogados de Atocha, algunos de los cuales murieron en prisión, pretende repetir la Ley del Embudo y aplicar la “justicia” de los Tribunales Populares, que tan bien se le dieron en Fomento, Paracuellos, Aravaca y tantos otros lugares, encarcelando, juzgando, ilegalizando y quien sabe que más pretensiones ocultas, a los falangistas “faciosos” que han tenido la osadía de acudir a los tribunales en defensa de sus derechos.

Pero no contaban con que Luciano Varela, que al fin y al cabo es de los suyos, terminara expulsando de la causa a Falange Española por no corregir su acusación en los términos que a él le gustaban.
¿Y ahora qué? ¿Y ahora contra quienes arremeterán los chequistas? ¿A quién culparán de todo? Porque lo cierto y verdad es que Garzón se seguirá sentando en el banquillo de los acusados – con o sin el concurso de La Falange - tres veces; Lo cierto es que tendrá que explicar por qué archivó la causa de quien le pagaba su estancia en EE.UU. y el colegio de su hija.
Tendrá que explicar por qué se puso la legalidad por montera para tratar de “empurar” al golfo de turno – el de los gürtel – no por golfo, sino porque le venía bien para su estrategia momentánea: la de ahora. Y tendrá que explicar qué “intereses espurios” - expresión que sin duda recordará el presunto delincuente togado, porque la usa con frecuencia en sus desastrosas instrucciones – le llevaron a intentar perseguir muertos y abrir heridas, mientras protegía a asesinos vivos y se abrazaba a ellos en ceremonias repugnantes.

Pero con todo, Garzón es sólo la excusa, el tonto útil, el “Tigre de Papel”, el daño colateral que quieren aprovechar para, en una sola jugada, ilegalizar a la Falange, y cubrirla de oprobio.

Ninguna de las dos admitimos. En el primer caso, porque aceptamos el reto de ser clandestinos, pero íntegros. Y nos tendrán que encerrar a todos si quieren acabar con nosotros. En el segundo, porque todos los esfuerzos del mundo, toda la propaganda marxista no cambiará nunca la historia. Porque no dejaremos que nos la roben, porque con sus errores y con sus aciertos, estamos orgullosos de nuestra historia y nuestra memoria falangistas. Y aquí seguimos para demostrarlo.

Acomódense y escúchennos.

lunes, 26 de abril de 2010

La tragedia de la escuela católica


«COLEGIOS católicos, cantera de líderes», rotulaba ayer este periódico un magnífico -y, acaso sin pretenderlo, estremecedor- reportaje de Blanca Torquemada en el que se desempolva la infancia y adolescencia de diversos dirigentes políticos españoles que estudiaron con curas y monjas. En realidad, el rótulo que mejor hubiese casado con el reportaje hubiese sido: «Colegios católicos, cantera de líderes anticatólicos», a la vista del ganao que en él se concitaba; pero basta el eufemismo de «cantera de líderes» para designar la tragedia de la escuela católica, cuya razón de ser no es otra que la de erigirse en «cantera de discípulos»; y no del liberalismo, ni del socialismo, ni del feminismo, ni de cualquiera de los «ismos» o idolatrías políticas establecidas, sino discípulos de Cristo. «Dejad que los niños se acerquen a mí», dice Jesús en cierto pasaje muy divulgado del Evangelio; pero cuando se comprueba que muchos niños que pasan por la escuela católica son quienes luego, de adultos, más se alejan de Cristo y más afanosamente trabajan para que otros también se alejen, uno empieza a considerar que tal vez la escuela católica debería empezar a aplicarse la admonición que hallamos en el mismo pasaje evangélico: «Al que escandalizare a uno de estos pequeños, más le valdría encajarse una rueda de molino y arrojarse al mar».

En su reportaje, Blanca Torquemada afirma que las solicitudes de ingreso para los colegios católicos son «aluvión»; y ensalza el «predicamento de los colegios católicos, que consolidaron su prestigio y sus altos niveles de exigencia académica y se mantienen como referente de la educación de calidad en España». Pero si el prestigio de la escuela católica ha de justificarse por su nivel de exigencia académica y por el número de las solicitudes de ingreso es porque ha extraviado su razón de ser; pues, por mucho que fatiguemos el Evangelio, no encontraremos pasaje alguno en el que Cristo hable de exigencia académica o de aluvión de solicitudes. Más bien al contrario, descubrimos que a sus seguidores no los buscó precisamente entre los letrados; y, desde luego, tampoco puede decirse que hubiera un «aluvión de solicitudes» para incorporarse al número de sus discípulos. Una escuela católica en la que escasearan las solicitudes de ingreso y donde la exigencia académica fuese más bien escasa tendría razón de ser, con tal de que fuera verdadera «cantera de discípulos»; en cambio, una escuela católica convertida en cantera de líderes anticatólicos que luego se dedican a combatir el Evangelio de Cristo en la política, los medios de comunicación, la cultura o la empresa carece de razón de ser, por mucho que la desborden las solicitudes de ingreso y por elevada que sea su exigencia académica. Si la sal se vuelve sosa, ¿quién podrá salar el mundo?

El reportaje de Blanca Torquemada incluye declaraciones de los religiosos que se encargaron de la formación de estos líderes anticatólicos ante las cuales uno no sabe si reír (con una risa nerviosa y mohína) o llorar (con lágrimas como las de Getsemaní). La monja que enseñó Religión a Bibiana Aído, por ejemplo, asegura que la ministra que compara ponerse tetas con abortar y niega la pertenencia al género humano de los niños que se gestan en el vientre de sus madres quiere a las monjas con las que estudió «algo exagerao»; y que »los valores de la familia de Nazaret fueron el fundamento de su educación, y eso queda». Como hemos de suponer que la hermana en cuestión no es una cínica, tenemos que concluir que vive en la inopia. Que es, exactamente, lo contrario de lo que se nos reclama en el Evangelio: «Estad despiertos y vigilantes». Pero sospecho que la escuela católica lleva mucho tiempo viviendo como las vírgenes necias de la parábola; y así se ha convertido en cantera de líderes anticatólicos.

http://www.juanmanueldeprada.com/

sábado, 24 de abril de 2010

En tu 107 aniversario...¡¡¡¡FELICIDADES JEFE!!!!








Qué camino de escarcha, tu camino,
aromado de mar de madrugada
en la llama votiva de los cirios.
Qué implacable vigilia de esperanza,
José Antonio, tu nombre, en el relevo
de la noche aterida que se acaba...

«...Al hombro azul del caminar despierto
pasa y vence la luz con que renueva
su tierno afán de servidumbre el cielo...»

¡Y este clamor anónimo en la tierra
que presente de ti, de ti responde
en tu ronda de eterna caminera!
¡Y este pisar castrense de los hombres
con su paso de paz y de batalla
que repica en la tierra como el bronce!
¡Y este pasmo de hierba atarazada
en la ingenua mudanza del sendero...!
¡Y esta vela de vientos que te guardan!

¡Todo el tránsito azul al día nuevo
para ti, José Antonio! ¡Y la promesa
de mirar y morir hacia lo eterno!
De sentir otra vez, cada alba nueva,
este mismo fervor que hoy con tu peso
en el hombro nos alza su bandera;
renovar, otra vez, rito y silencio
con esta misma plenitud de ahora,
y en este mismo pergeñar de incienso.

A este tránsito eterno de las sombras,
otra vez volveremos, José Antonio,
por el hábito antiguo de tu escolta.
Y el limpio amanecer que escuchó el voto
aun tendrá guardia en el difícil trance
del futuro sin ti, perplejo y solo.
Y nuestro grito vivirá en el aire,
más allá del recinto del Imperio,
donde quede la norma de tu imagen...

domingo, 18 de abril de 2010

Manifiesto del 1 de mayo de 2010 de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT)


El 1 de mayo es una fecha importante para los trabajadores, y no por un cuestión nostálgica, sino porque se trata de una conmemoración más proyectada hacia el presente y el futuro que hacia el pasado; no se trata tanto de recordar la vieja reclamación de la jornada laboral de 8 horas, ahogada en sangre en el Chicago de 1886, como de reclamar Justicia Social hoy en día, en la España de 2010 y precisamente cuando el capitalismo se excusa en su propia crisis sistémica para volver poco a poco a las condiciones laborales del siglo XIX, incluidas las jornadas interminables para quienes la jornada normal de 8 horas ya no es suficiente para poder mantener a su familia con el mínimo decoro exigible para los seres humanos.


Este año 2010 está suponiendo una vuelta de tuerca más en la pérdida progresiva de derechos laborales y sociales, con la permanente espada de Damocles de una nueva reforma laboral que será un nuevo paso atrás, más grande o más chico, pero siempre hacia atrás, tal y como viene sucediendo desde hace más de 30 años con la complicidad escandalosa de los falsos «sindicatos» del Sistema, CCOO y UGT principalmente. A ellos se les ha prometido el monopolio junto a la Patronal de la ampliación de los cursos de formación laboral financiados por los Presupuestos del Estado, lo que les supondrá no sólo un enorme incremento de su financiación a costa de todos los españoles, sino ante todo una razón de mucho peso para recabar su apoyo a la reforma laboral. Ese será el precio que cobrarán por apoyar la futura reforma laboral: la ampliación de los cursos de formación para los trabajadores afectados por reducciones en su jornada laboral. Esas serán sus 30 monedas.
También se amenaza con reformar el sistema de pensiones, no para buscar soluciones reales basadas en un modelo de pensiones de corte sindical avanzado, en el fomento de la natalidad, en la intervención de las plusvalías del capital, etc., no, sino para poner el enésimo parche que, como siempre, será a costa de los trabajadores: ampliación de los años de cotización en el cálculo de las pensiones. También para esta reforma esa verdadera lacra que son los partidos políticos del Sistema tendrá el apoyo de CCOO y UGT. Ellos, los falsos «sindicatos», son los principales culpables de la constante pérdida de derechos laborales y sociales producida en España en este tiempo, ya que forman parte del propio Sistema, se financian de él, a él se deben y a él justifican. Por eso vemos cómo en estos últimos años sus protestas laborales han sido sólo aparentes y sin pretensiones reales de ningún tipo, mientras que sin embargo sí son los primeros en manifestarse con entusiasmo en la fiesta del «Orgullo Gay» (con carrozas propias, por supuesto) o, como vemos estos días precisamente, para apoyar incondicionalmente con actos públicos, recogida de firmas, ruedas de prensa, etc., al juez presuntamente prevaricador Baltasar Garzón, demostrando con ello su nulo respeto por las leyes y el Estado de Derecho cuando de defender a sus amigos se trata.


Unión Nacional de Trabajadores (UNT) denuncia públicamente todo ello y, ante la grave crisis que padece el Sistema capitalista, propone cambiar la estructura actual de la economía sobre la base y los principios del nacionalsindicalismo, devolviendo al capital su misión meramente instrumental —lo que supone también exigir la nacionalización de la banca— y haciendo que la economía esté al servicio de las personas, y no las personas al servicio de la economía.
Pero para ello es preciso que los trabajadores españoles rompamos definitivamente con los falsos «sindicatos» del Sistema y nos comprometamos en construir todos juntos un nuevo sindicalismo, unitario, verdaderamente sindicalista y revolucionario, que suponga una verdadera alternativa al viejo, paralizante, funcionarizado y fracasado modelo del «sindicalismo» oficial.


Ése es el nuevo sindicalismo que representa UNT, y éste es el llamamiento que hacemos hoy, 1º de mayo de 2010, a todos los trabajadores españoles: construyamos entre todos el sindicalismo del futuro.


jueves, 15 de abril de 2010

Resistencia


Un saludo desde esta maravillosa capital compostelana, capital de Galicia y residencia del patrón. Una vez más nuestro programa escapa a su estudio habitual en la calle Silva de Madrid y lo hace, por primera vez, saliendo también en busca de nuestros video-oyentes fuera de la capital de España.

No es de extrañar que hayamos elegido como primera estación del viaje – y desde luego no la última – Santiago de Compostela. Estamos en año Santo Compostelano, el segundo del milenio, y ello nos brinda uno de los motivos de nuestra perpetua lucha: la lucha por nuestra cultura, por nuestra civilización, por nuestros valores, por nuestra memoria.

Así pues, a escasos metros del Santo Patrón de España, al que sin duda visitaremos hoy por la Puerta del Perdón, iniciamos un capítulo más de nuestro programa y una vez más obligados por los acontecimientos, a conjugar la más rabiosa actualidad política con nuestra defensa insobornable de la verdadera memoria histórica. Con la asunción de nuestra historia tal como fue; con sus errores y sus aciertos; con sus gestas y heroicidades: eso, ni más ni menos, es la patria: el testigo que en su conjunto recogemos de nuestro pasado para entregarlo a nuestros herederos.

Parecen, sin embargo, no entenderlo nuestros gobernantes o, a lo peor, lo entienden tan bien y tienen tan asimilado su papel destructor, que no pueden cejar en su empeño.

Nos despachamos a diario con la retirada de las placas de la Plaza de “Arriba España”; con la solicitud de un diputado comunista de cambiar el nombre de un aeropuerto por sus claras connotaciones fascistas – y siempre al amparo de la Ley de Memoria Histórica -: el de Alfonso XIII de España.... y Primero de Cartagena. En Cáceres, la ilustrada alcaldesa está a la espera de que le confirmen en Cultura que el escudo retirado el pasado mes de marzo por órdenes suyas es el de los Reyes Católicos y no el que ella ha denominado “preconstitucional”.

No nos queda más remedio que hacer un alto en este editorial y conceder nuestro premio a la Imbécil Internacional del año, que habíamos dejado de entregar en los últimos programas: Carmen Heras; Cateta; el escudo de los Reyes Católicos es el preconstitucional, como tantos otros previos a la Constitución del 78. El que usted busca, en cambio, es precisamente el Constitucional. El que ilustra la vigente Carta Magna en su portada, el de las pesetas del mundial del Naranjito (1982). El que tiene, como el de los Reyes Católicos, un Yugo y unas Flechas en las garras del Águila, señas de Ysabel y Fernando que tanto montaban a pesar de no haber intervenido Bibiana Aído y su Ministerio de Igual-da. Por eso es una burrada, una burda canallada, que al amparo de una ley partidaria y revanchista, pero que delimita los períodos a 1975, se trate de arrancar el escudo de 1981.

No es el primer caso. Aquí, en esta tierra, el insigne general Millán Astray, el hijo predilecto de La Coruña, cuyo padre nació en esta misma Santiago de Compostela, ha visto como era arrancada su estatua y sus honores, concedidos en 1920.

Aquí, en esta tierra, el comandante militar de La Coruña y Lugo, el coronel Lorenzo Fernández Navarro de los Paños y Álvarez de Miranda (esperamos poder llamarlo Coronel Navarro), fue destituido, arrestado y sancionado por contestar confidencialmente a preguntas del mando, por la única vía reglamentaria que tienen tanto él, como el mando, de expresar y conocer, respectivamente las opiniones militares.

Hemos vivido también cómo la izquierda cobarde y revanchista, incapaz de ganar en el campo de batalla, convocó un concurso de trofeos de la memoria histórica, que no fue otra cosa que la turba entregada a sus más bajas pasiones: el odio, el rencor, la venganza, la destrucción sin control. Y en Cuelgamuros, por poner un ejemplo vivo, asistimos a la cima de la perversión.

En un solo símbolo, en un solo lugar, lograrán destruir la Cruz y la Piedad, cuyo desmontaje empieza en breve; las sepulturas de Franco y de José Antonio; la libertad de practicar nuestro culto, la libertad de expresión y la libertad política.

Y una vez más clamaremos a la Resistencia. Porque en Galicia la última hija del fundador de la Legión y el Coronel Navarro han resistido, están resistiendo con la inestimable ayuda del abogado y camarada Ignacio Menéndez.

Porque en Madrid, y en el resto de España ha nacido MYL, aunando las voluntades de varias organizaciones, medios de comunicación, asociaciones y particulares patriotas en defensa de la Memoria y la Lealtad.

Porque esta vez somos MYL y desde hoy, mil uno, pues La Gran Esperanza también se adhiere al proyecto de resistencia. Acomódense y escúchennos.


martes, 13 de abril de 2010

Nueva historieta sobre la División Azul


En 2008 Ediciones de Ponent, editorial catalana especializada en comics, publicó la obra "El Retorno a Novgorod" del autor alemán Matz Mainka, ambientada en la campaña de Rusia, y más concretamente entre las filas de la División 250 de la Wehrmacht.

Estos días, Ponent publica la segunda parte de la aventura: "El Retorno a Novgoorod II". Según la reseña editorial: "De las calles del rastro de Madrid de nuestros días a las gélidas tierras frías del frente ruso durante la II Guerra Mundial. De nuestra edad contemporánea a la época moderna y medieval. Esta obra es un estudio de como la historia tiende a repetirse. Acontecimientos que ocurrieron en el s. XIII, se vuelven a repetir en el s. XX. También nos acerca a la famosa División Azul y su desgraciada campaña en Rusia. Bajo una trama de misterios, tesoros perdidos y rapiñas, se desarrolla un capítulo poco conocido en nuestra historiografía: la implicación española en el desmembramiento de la Alemania nazi."

Parece lógico que una epopeya como la de la División Azul genere interés entre todo tipo de creadores.

Más información, en la web de la editorial:

http://www.edicionsdeponent.com/cgi-bin/obra.asp?id=142

Información sobre "El Retorno a Novgorod" (2008):

http://www.edicionsdeponent.com/cgi-bin/obra.asp?id=121


Artículo publicado en el excelente blog hermano que, desde aquí, animamos a visitar:


lunes, 12 de abril de 2010

Estado de desecho


En el año 2000, la “Asociación de Familiares y amigos de víctimas de genocidio en Paracuellos del Jarama” recibió una ducha de agua fría: su querella, presentada dos años antes, se convertía en papel mojado. Se acusaba a los demandantes de “tener mala fe” y “tomarse a la ligera normas básicas de nuestro ordenamiento jurídico” al tiempo que de “hacer mofa y escarnio de la serenidad que toda actividad jurisdiccional comporta”. Se decía que los fusilamientos “estaban prescritos al haber transcurrido más de veinte años” y que la amnistía dictada el 25 de noviembre de 1975 “veda cualquier posibilidad de reiniciar la persecución penal por los actos de nuestra Guerra Civil”, además de que “el delito de genocidio no se encontraba tipificado en España en la fecha de los hechos”.

Quizá observen una cierta contradicción entre estas líneas y la frenética actividad que desempeñó un llamado “juez estrella” al albur de la ley de Memoria Histórica, pidiendo actas de defunción de los responsables, dejando claro que esa amnistía antes citada no existió, o bien no vale para eso (ojo, señoría, no hablo de prevaricación, hablo de contradicción, no me pille la rima desafinada y acabe pudriendo mis huesos en alguna oscura celda). Contradicción mayor, si añadimos que el magistrado es el mismo.

Dándole vueltas a todo esto, colijo que jamás podré pedir responsabilidades por el asesinato de Pedro Oltra, un simple cartero que fue fusilado por pertenecer a la adoración nocturna, y no por turbas desbocadas, sino por personal a las órdenes de Santiago Carrillo Solares, a la sazón consejero de Orden Púbico, pero que mi prima si podría quizá pedir alguna compensación por los años de cárcel que, en San Miguel de los Reyes, chupó mi tío por ser un teniente que se afilió a las J.S.U. O dicho de otra manera, que viejos odios, que estaban enterrados y bien enterrados, salen de nuevo a la luz.

Y mientras esto pasa, un montón de españolitos, de esos que no tienen otra cosa mejor que hacer que ir a ver las obras y apuntarse a grupos de “Señoras” en Facebok, ¡se manifiestan en contra del tribunal supremo! por haber dado éste muestras de percatarse de que al menos algo raro pasa.

Y es que aunque fuera cierto que un juez acumule un buen historial en defensa del Estado de Derecho, estupenda frase que parte de la falsa premisa de que en España tenemos en realidad un Estado de Derecho, no puede constituir un cheque en blanco ni una garantía de infalibilidad. No la tuvo Liaño, aunque quizá alguien piense que hay Justicia de segunda y Justicia de primera. Todos debemos ser investigados si hay indicios de delito, pero poner a alguien por encima de la justicia es demostrar que se siente añoranza por regímenes totalitarios y de panteísmo estatal hoy gloriosamente fenecidos.

La explicación real de todo esto pasa por la sospecha de que el sistema judicial está tremendamente politizado. Que un juez que fue número dos por Madrid en las listas de uno de los dos partidos mayoritarios no puede jamás presumir de imparcial, mínimo que se le debe pedir a un juez. En un enfrentamiento de una bandería contra otra, siempre, siempre, pierde la tercera España, la que ve impotente como el péndulo de la historia oscila de una a otra dirección sobre sus cabezas.

Dándole vueltas a Hobbes, caemos en la cuenta de que la Democracia es fuente constante de problemas a causa de la incompetencia de los representantes del pueblo que, distribuidos en facciones, en el fondo son pequeños Nerones en potencia. Eso nos deja claro porque Camba, genio, decía que morir por la Democracia es morir por el sistema métrico decimal.




Juan V. Oltra

jueves, 8 de abril de 2010

Joaquín Romero Murube, el falangista que escondió a Miguel Hernández


¿Qué diríais si os contaran que existió un falangista que tuvo la valentía de publicar un libro de poemas dedicados al asesinato de García Lorca, en la Sevilla de Queipo de Llano o de esconder en las mismas barbas de Franco a Miguel Hernández?

Probablemente dudaríais de su existencia, pero ese falangista existió y se llamaba: JOAQUÍN ROMERO MURUBE.

Joaquín Romero Murube nació en el pueblo sevillano de Los Palacios y Villafranca, Sevilla, un 18 de julio 1904 y fue un poeta y ensayista considerado hermano menor, por su exclusión de los libros de historia, de la Generación del 27, ateneista y el conservador mas recordado y que mas tiempo estuvo al frente del cargo de los Reales Alcázares de Sevilla.. Su trayectoria humana y literaria estuvo vinculada a las vanguardias y fue uno de los eslabones entre las generaciones divididas por la guerra civil. Impulsor en los años veinte del grupo renovador “Mediodía”, el poeta participó en los homenajes que tanto “Litoral” como el Ateneo de Sevilla tributaron a Góngora en 1927, y que representaron el lanzamiento de su generación.


Su ideal juvenil de silencio y pureza de alma, y sus impresiones y visiones de fondo juanramonianas y d'orsianas dejarán huella en su obra (“Cualquier paisaje es un estado de alma”), lo que llevó al “poeta jardinero” a buscar el puesto como director conservador de los Reales Alcázares de Sevilla, que comenzó a ejercer en tiempos de la Segunda República, cuando pasó la gestión a manos del Ayuntamiento de la ciudad en el año 1934, y logró conservar a pesar de la oposición del Frente Popular. También le marcaron Aleixandre, Diego, Alberti, Dámaso y, por encima de todos, Lorca a quien hospeda en su casa varias veces y quien bautizándolo como “la honra y el espejo de Sevilla”, le dedica estos versos:


“Querido Joaquín,

triste y malandrín, te mando un abrazo

ancho, azul, turquí”.


Cuando le llegó la noticia del asesinato de García Lorca, Romero Murube, que no comprendía porque se le podía haber asesinado, hizo un viaje a Granada para comprobar si era verdad. Constatado el hecho, su amargura le llevó a publicar en plena Guerra Civil un libro maldito cuya leyenda se acrecentó a lo largo de los años por algunos de sus versos que contenían una condena del asesinato. “Siete romances” salió a la calle en 1937 con una tirada de poco más de 200 ejemplares en una edición privada. La dedicatoria es elocuente: "¡A ti, en Vizna (sic), cerca de la fuente grande, hecho ya tierra y rumor de agua eterna y oculta!". Muchos no sabrían en la Sevilla de 1937 qué era aquella “Vizna”, pero el recuerdo del lugar de la muerte de Lorca parece obvio. Federico fue asesinado en Víznar (Granada) en 1936.

El libro contenía un poema titulado Romance del crimen, que fue una arriesgada denuncia:

"Al acordeón del puerto
le han estrangulado el cante.
En Argel y Alejandría,
en Melburne y Buenos Aires.
Se han secado las espitas
en el cristal de los bares.
La policía ha prohibido
cierta música en los bailes.
Los niños llevan a casa
pistolas, bombones, guantes.
La sombra quedó cosida
con el cuchillo, a la carne.
Por el asfalto resbalan
serpientes de verde sangre.
En Tokío y en Marsella,
en Liverpool y en el Havre.
Y en todo el mundo la prensa
llevará con gran detalle
a los hogares honrados
cinco columnas de sangre".


El libro, . “Siete romances” acaba de ser publicado de nuevo por la editorial sevillana Point de Lunettes en su colección Los Libros Perdidos. En palabras de Manuel García y A. Martínez que se han encargado de la reedición de este libro. "los siete romances del libro son una imitación de Lorca". "Hay una influencia clara del Romancero gitano y un homenaje poético a Lorca”. “Romero Murube se la jugó realmente. Creo que si Siete romances llega a manos de la censura militar, directamente lo fusilan", agrega Manuel García.

¿Qué diríais si os contaran que existió un falangista que tuvo la valentía de publicar un libro de poemas dedicados al asesinato de García Lorca, en la Sevilla de Queipo de Llano o de esconder en las mismas barbas de Franco a Miguel Hernández?

Participó en 1939 en Antología poética del Alzamiento, preparada por Jorge Villén. Frente a los poemas exaltados Romero Murube hizo un canto para que eso no volviera a pasar más. El poema más humanista que triunfalista, fue dedicado de nuevo a Lorca:

“No te olvides, hermano, que ha existido un agosto

en que hasta las adelfas se han tornado de sangre...”.



Terminada la guerra, Romero Murube vistió el uniforme de Falange, y es entonces cuando, según el ex director de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, Eduardo Ybarra, "un extremo de la actuación de Joaquín Romero no debidamente conocida, durante años postreros a la Guerra Civil y Europea, es su protección a los que se acercaban a los muros del Alcázar en demanda de ayuda". En este sentido, afirma que "caso paradigmático fue la estancia oculta en el Alcázar del poeta Miguel Hernández, protegido por don Joaquín, al que le habían ofrecido su ida a Portugal donde se le tenía preparado paradero y residencia en Lisboa". Paradójico fue que la primera vez que cumplimentó en el Alcázar a Franco tenía escondido allí a Miguel Hernández, según testimonios de sus familiares y antiguos colaboradores. Desgraciadamente la fuga de Miguel Hernández acabó en tragedia a pesar de las buenas intenciones de Joaquín.

A partir de entonces frecuenta nuevas relaciones: Montes, Ridruejo, d’Ors, Halcón, Masoliver, Agustí, Torrente Ballester, Tovar, Laín, Escobar, Halcón. Alberti le vuelve la espalda, pero Guillén lo recordará hasta su muerte, “tan fiel amigo en las horas difíciles y en las gratas”, y José Bergamín defiende “la dignidad de su conducta”. Aquilino Duque, que conoce en el Alcázar de Murube a Guillén y a Dámaso, resume que fue el puente que le permitió “reconstruir una época y un ambiente que la guerra había destruido y la posguerra tratado de enterrar”.

La gestión de Romero Murube en la conservación de los Reales Sitios de Sevilla fue tan ejemplar que se mantuvo en el cargo durante la dictadura franquista hasta su inesperada muerte en 1969, cuando le sobrevino un ataque cardíaco entre los muros del propio Alcázar el 15 de noviembre de 1969.

Alguno se preguntará como pudo un amigo de Lorca devenir en falangista, y la respuesta probablemente esta en esa misma amistad, la amistad de un hombre que en conversación con Gabriel Celaya dijo de José Antonio: “José Antonio Primo de Rivera, otro buen chico. ¿Sabes que todos los viernes ceno con él?” . Otro motivo puede encontrarse en que solo en el ambiente intelectual de Falange podría volver a encontrarse con compañeros de la altura intelectual de sus compañeros del 27, alejándose de la asfixiante mediocridad que imponía el franquismo.

Aunque tiene calle dedicada en Camas y en su pueblo natal, su amada Sevilla por quién dio la vida le ha olvidado, y solo una humilde placa en la calle Cardenal Spínola es el único monumento que al día de hoy hay en Sevilla. Solo sus hermanos de la Hermandad de la Virgen de la Soledad, se acordaron de él en el centenario de su nacimiento. Quede para su recuerdo una Soledad que él escribió :

“Los hermanos de la Soledad lloramos esta soledad en que camina nuestra Virgen. Las sillas se apilan informes, contra las aceras. No nos miran. Por entre la sombra y el silencio de las calles vamos con Nuestra Virgen de la Soledad, en soledad. ¡Bendita sea! “

Articulo publicado en MEMORIAZUL

http://memoriazul.lacoctelera.net/post/2006/09/19/joaquin-romero-murube-falangista-escondio-miguel

...............................................

Bibliografía:

(1)- Artículo de Ramón Pedrós para elcultural.es (May-05).


(2)- Joaquin Romero Murube (Wikipedia)


(3)- “Semblanza del ateneísta Joaquín Romero Murube” de José María Barrera López (Sevilla. Sep-06)



(4)- “Centenario De Joaquin Romero Murube” de Julio Dominguez Arjona (Jul-04)


(5)- Entrevista a Juan Lamillar biógrafo de Joaquín Romero Murube. Santiago Belausteguigoitia - (Sevilla. EL PAÍS Dic-04 )


(6)- “Un estudio revela que Romero Murube ocultó a Miguel Hernández en el Alcázar de Sevilla”. Artículo de J. Morillo para elconfesionario.net (ABC- Sevilla).


(7)- “Una reedición devuelve a la luz un libro maldito de Romero Murube”- Santiago Belausteguigoitia (Sevilla EL PAÍS May-04)

viernes, 2 de abril de 2010

Soneto a Cristo crucificado


No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

jueves, 1 de abril de 2010

1º de Abril


El día que España venció al comunismo