lunes, 17 de noviembre de 2008

Represión en Madrid: el Gobierno impide a FE JONS rendir homenaje a su fundador


La Guardia Civil impidió esta mañana el normal desarrollo del homenaje a José Antonio Primo de Rivera que FE JONS tenía previsto celebrar en el lugar donde reposan sus restos mortales, la Basílica del Valle de los Caídos.


Desde primera hora, un imponente dispositivo bloqueaba los accesos, obligaba a detenerse a los vehículos y procedía al registro de los mismos en busca de "simbología política". A todos aquellos que portaban algún distintivo falangista se les ha impedido el acceso a Cuelgamuros sin darles la posibilidad de acceder despojándose de los mismos.


Los cacheos e identificaciones se han sucedido, e incluso, en el colmo de la arbitrariedad, se ha prohibido el acceso al Secretario General de FE JONS por portar en su vehículo una fotografía de José Blanco, Secretario de Organización del PSOE.


Al margen de una multitud de vehículos particulares, al menos tres autobuses -procedentes de Cantabria, Valladolid y Madrid- han sido retenidos por la fuerza pública, siendo un reducido grupo de falangistas los que han podido asistir al oficio religioso.


Para protestar por semejante atropello, un grupo de simpatizantes y amigos de la Falange se desplazó hasta la madrileña calle de Ferraz para manifestarse frente a la sede del PSOE. Una vez allí, los concentrados corearon consignas a favor de la libertad y en contra de la Ley de Memoria Histórica, siendo las más repetidas las de "falangistas, libertad" y "ZP y Garzón, dictadura son".


El Jefe Nacional de FE JONS dirigió unas palabras a los falangistas llegados hasta la calle Ferraz denunciando la falta de libertades públicas y la vulneración de los derechos políticos e individuales que el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero está llevando a cabo.


Toda vez que no se pudo celebrar la Eucaristía en el lugar previsto, se procedió a rezar, en plena calle, una oración por el eterno descanso del alma del fundador de la Falange y, tras el canto del Cara al sol, los asistentes se disolvieron sin que se registrase incidente alguno, muy al contrario de lo difundido por distintos medios de comunicación.


La jornada bien puede calificarse de negra, pues no se recuerda una vulneración de los derechos civiles tan flagrante. El hecho de que se impida a un grupo de ciudadanos asistir a un acto religioso por portar simbología de un partido político legal no tiene precedentes. Eso sí, sirve para dar la medida de la calidad democrática de nuestro sistema político.


Frente a la actitud provocadora de la Delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, enviando a un dispositivo desproporcionado a coaccionar a los falangistas, destacamos la actitud de los afiliados y simpatizantes de FE JONS, que no han caído en la provocación y han mantenido en todo momento la calma pese a la tensión ocasionada por las fuerzas del orden.


2 comentarios:

Redactor de Arriba dijo...

http://palabraobra.blogspot.com/2008/11/todos-al-valle-de-los-cados.html

No es momento para quedarse en casa.

No es momento para el silencio

No es momento para ser cómodo.

No es momento de morir de rodillas.

Es el momento de la Falange. Paradójicamente. Porque es ahora, o nunca, en el sentido más extenso del término.

Nos estan pidiendo que, por una vez, nos unamos. Tenemos un enemigo común. ¿Estais ciegos? ¿qué es lo que no se comprende?

27 puntos dijo...

Totalmente de acuerdo. Los clarínes empiezan a sonar....