viernes, 28 de marzo de 2008

¿Qué es España?


España somos tú y yo
y el hogar que nos ampara,
la tumba de nuestros padres
y el jardín de nuestra casa.

España es el cielo azul
que amanece en tu ventana,
y las montañas agrestes
que te velan y te guardan.

España es el limpio orgullo
de la historia de la raza,
es el incierto futuro
donde pones tu esperanza,
y es tu voluntad de ser
español cada mañana.

España son tus costumbres
y el idioma en el que hablas,
y el pan de trigo que comes
también es un poco España.

España es el padrenuestro
que rezas por la mañana,
y el rojo y gualda que pone
ese nudo en tu garganta.

España es el pulso alegre
de tu sangre alborotada,
porque el futuro que es tuyo,
también lo será de España.

España es la fe que tienes
en tus padres y en tu casa,
y cuando todos te falten
estará contigo España.


Federico Grases

domingo, 23 de marzo de 2008

¡¡¡ FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN !!!


Feliz Pascua de Resurrección a todos y a todas en esta mañana del Domingo más largo del año, el Domingo que se prolongará durante 50 días a lo largo del Tiempo Pascual. No te quedes en casa, sal a la calle, ponte la mejor de las sonrisas y ANÚNCIALO, anuncia que Cristo ha resucitado, que aunque se empeñen en callarnos, no podrán hacerlo, porque su vida es un revulsivo que nos hace gritar ALELUYA.CRISTO VIVE EN TI, ANÚNCIALO. No te lo guardes.


viernes, 21 de marzo de 2008

A CRISTO EN LA CRUZ



A Cristo en la Cruz


¿Quién es aquel Caballero
herido por tantas partes,
que está de expirar tan cerca,
y no le socorre nadie?

Jesús Nazareno dice
aquel rótulo notable.
¡Ay Dios, que tan dulce nombre
no promete muerte infame!

Después del nombre y la patria,
Rey dice más adelante,
pues si es rey, ¿cuándo de espinas
han usado coronarse?

Dos cetros tiene en las manos,
mas nunca he visto que claven
a los reyes en los cetros
los vasallos desleales.

Unos dicen que si es Rey,
de la cruz descienda y baje;
y otros, que salvando a muchos,
a sí no puede salvarse.

De luto se cubre el cielo,
y el sol de sangriento esmalte,
o padece Dios, o el mundo
se disuelve y se deshace.

Al pie de la cruz, María
está en dolor constante,
mirando al Sol que se pone
entre arreboles de sangre.

Con ella su amado primo
haciendo sus ojos mares,
Cristo los pone en los dos,
más tierno porque se parte.

¡Oh lo que sienten los tres!
Juan, como primo y amante,
como madre la de Dios,
y lo que Dios, Dios lo sabe.

Alma, mirad cómo Cristo,
para partirse a su Padre,
viendo que a su Madre deja,
le dice palabras tales:

Mujer, ves ahí a tu hijo,
y a Juan: Ves ahí tu Madre.
Juan queda en lugar de Cristo,
¡ay Dios, qué favor tan grande!

Viendo, pues, Jesús que todo
ya comenzaba a acabarse,
Sed tengo, dijo, que tiene
sed de que el hombre se salve.

Corrió un hombre y puso luego
a sus labios celestiales
en una caña una esponja
llena de hiel y vinagre.

¿En la boca de Jesús
pones hiel?, hombre, ¿qué haces?
Mira que por ese cielo
de Dios las palabras salen.

Advierte que en ella puso
con sus pechos virginales
una ave su blanca leche
a cuya dulzura sabe.

Alma, sus labios divinos,
cuando vamos a rogarle,
¿cómo con vinagre y hiel
darán respuesta suave?

Llegad a la Virgen bella,
y decirle con el ángel:
Ave, quitad su amargura,
pues que de gracia sois Ave.

Sepa al vientre el fruto santo,
y a la dulce palma el dátil;
si tiene el alma a la puerta
no tengan hiel los umbrales.

Y si dais leche a Bernardo,
porque de madre os alabe,
mejor Jesús la merece,
pues Madre de Dios os hace.

Dulcísimo Cristo mío,
aunque esos labios se bañen
en hiel de mis graves culpas,
Dios sois, como Dios habladme.

Habladme, dulce Jesús,
antes que la lengua os falte,
no os desciendan de la cruz
sin hablarme y perdonarme.


Lope de Vega

lunes, 17 de marzo de 2008

MALDITA GRACIA


Se ve que aún queda mucha gente dispuesta a echarse unas risas con el dolor ajeno. De toda la vida ha habido personas que encuentran irresistibles los chistes que hacen mofa de las víctimas del holocausto, de las mujeres violadas, o del trato vejatorio que reciben seres humanos de otras razas o de orientaciones sexuales distintas a las que normalmente se consideran dominantes. Uno pensaba que a pesar de que gracietas de ese tipo se siguen contando con éxito en los ambientes más cerriles y canallas, al menos en el espacio público estas cosas habían pasado a considerarse de mal gusto cuando no claramente intolerables. Pero no, por lo visto no hay nada de malo en partirse la caja públicamente con la sangre de otros, e incluso quienes se consideran más modernos, abiertos y tolerantes lo hacen.


En su último número la revista homosexual Zero publicaba en portada una fotografía del candidato socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, destacando una frase suya: “No permitiré que Rajoy niegue derechos a ninguna familia”. El editorial que incluía ese número tenía un título que aclaraba, por si había alguna duda, cuál era el sentido de la fotografía: “No es un cartel electoral (Y si lo es que lo sea)” Ya en el propio editorial se decían cosas como estas: “…El machismo ha despreciado durante demasiado tiempo a las mujeres y a lo homosexuales: está en la raíz de la misoginia y de la homofobia y es la causa directa de la violencia que se ejerce contra ellas y contra nosotros. El número de mujeres asesinadas es insoportable e inaceptable…” ¿Cómo es posible que una revista publique esto en su página tres y luego en la cien incluya un reportaje titulado “Satirizando el terrorismo” acompañado de una fotografía a toda página en la que un guardia civil practica una felación a un joven que le apunta con una pistola en la cabeza? No hay por cierto ninguna duda de a qué tipo de persona representa el joven de la pistola pues el artículo habla de una película que narra “un triangulo amoroso entre tres jóvenes radicales vascos y su progresiva deriva hacia la violencia”.


Realmente es escalofriante pensar que a quienes han publicado este artículo (esperemos que no a la mayoría de los lectores de la revista) les parezca divertida, cuando no excitante, la fantasía de ser un terrorista que disfruta de la felación que a punta de pistola le practica un guardia civil a quien con toda probabilidad acabará disparando en la cabeza, porque eso es lo que hacen los terroristas, disparar a la cabeza de los guardias civiles y de otros muchos ciudadanos. Hace ya tiempo que sabemos que hay mucha, demasiada gente en la izquierda, que siente auténtica fascinación por los terroristas, fascinación que la revista Zero no ha dudado en plasmar en una imagen que mezcla la violencia política con la violencia sexual en una mezcla realmente repulsiva. Tal vez en números posteriores incluyan un reportaje que bajo el título “Satirizando el turismo sexual” incluya una fotografía de un adulto que apunta con su pistola a una niña tailandesa que le practica una felación, u otro llamado “Satirizando el Holocausto” con un oficial de las SS todo vestido de cuero y un judío de rodillas con el pijama del campo de exterminio, o tal vez… para qué seguir, da asco.


Espero que alguien, preferentemente de izquierdas y homosexual (no hace falta que además sea guardia civil), ponga a la revista Zero en su sitio. Mientras tanto los asesinos de Capbreton seguirán partiéndose de risa, y quien sabe si además excitándose, con la maldita fotografía.


Paco Pimentel

jueves, 13 de marzo de 2008

lunes, 10 de marzo de 2008

Yo también soy serbio


Kennedy, en su discurso más famoso, el que dio el 11 de junio de 1963, escribió un párrafo para la historia. Permitan que lo reproduzca. JFK dijo que “Dos mil años hace que se hiciera alarde de que se era “Civis Romanus sum”. Hoy en el mundo de la libertad se hace alarde de que “Ich bin ein Berliner””. Pues bien, permítanme añadirle una adenda, una coda. Permítanme decir que yo también soy serbio.


Y es que este desastre que vivimos en, con palabras del maestro Rafael García Serrano, esta vieja puta que es Europa, se ha visto desdibujado en España por la simultaneidad con la campaña electoral, donde unos y otros bailan en torno a la maldición de la zeta, esa que dice que los presidentes de gobiernos electos deben tener una de esas letras en sus apellidos: Suárez, González, Aznar, Zapatero…


Desdibujado, quizá porque no interesa a los nacionalistas, socios seguros para cualquier combinación que de gobierno, para cualquier agrupación de esos políticos que siguen sin noticia de Dios.


Y es que Kosovo es la Covadonga de Serbia. Por eso sienten tanto dolor allí: resultaría un paralelismo acertado con España decir que perdemos, de golpe, la catedral de Santiago y el Pilar en Zaragoza. Se sienten desangrados por sus entrañas. Esa percepción es la que no termina de verse por estos lares. Y es que aquí seguimos confundiendo Serbia con la antigua Yugoslavia y, lo que aún es peor, con España.


Los primeros que están muy confundidos son nuestros gobernantes, que mandan efectivos a la misión de la Unión Europea para garantizar la transición a la independencia… mientras por otra parte rechazan esta independencia por considerar que no se ajusta al orden internacional. Precisarían urgentemente alguien que se lo aclarase. Que se lo aclarase y que ante la aseveración intencionada mirando a su propio ombligo de que “esto no sienta ningún precedente”, les recordase nombres como Croacia, Eslovenia, Bosnia-Herzegovina…


Y también a algún despistado que ha dejado caer en una radio de alcance nacional loas a la UCK que sus miembros no son hermanitas de la caridad, no son un seráfico grupo de amigos que apuestan por la libertad de Kosovo. Son una organización narcoterrorista, que en sus orígenes se decía leninista-marxista. Claro que al respecto de hablar con las personas equivocadas, hay algunos que son alumnos aventajados.


Si uno no estuviera dudando sobre si es ilegal o no, casi daría un bravo por esa juventud serbia que se enfada y grita. Me recordaban éstos un par de anécdotas, una protagonizada por alumnos del SEU valencianos, que ante las restricciones que EE.UU. a la importación española de petróleo, se dedicaban a pinchar las ruedas del cónsul dejando notas en el parabrisas que decían “Si la gasolina es de Estados Unidos, el aire es español”. La segunda, similar, es aquella en que los estudiantes organizaron un buen tomate ante la embajada inglesa, pidiendo la devolución de Gibraltar, ante la mirada circunspecta de Sir Samuel Hoare. Serrano Suñer le ofreció mandarle más policía que protegiera la embajada, a lo que Hoare impertérrito le contestó:” Me conformo con que me envíe menos estudiantes”.


Disculpen, no tengo perdón, siempre parece que defienda causas perdidas. Nunca me acostumbraré a ser políticamente correcto en estos tiempos que corren, cuando no es correcto preferir la reciedumbre del imperio al devaneo político.


Juan V. Oltra

viernes, 7 de marzo de 2008

ESPAÑA DE LUTO





¡¡¡NI OLVIDO, NI PERDÓN !!!

¡¡¡ ETA ASESINA !!!

martes, 4 de marzo de 2008

Cerco de silencio


Hay un cerco de silencio tácito que se está dando en todos los medios de comunicación, para dejar sin voz cualquier alternativa política o social que no sea la del PSOE o la del PP. Hay un velo corrido que niega la voz y la existencia a cualquier discrepancia con la realidad política de bipartidismo a ultranza que desean socialistas y populares. Está montado el tinglado de la vieja farsa, donde los arquetipos de políticos y farsantes se dan la mano tras las bambalinas, tras repartirse la influencia y negar el pan y la sal a cualquier otra opción que no sea la suya. Y allí están los profesionales de la información ejerciendo de mamporreros del poder, cerrando el menor resquicio a que entre aire fresco y diferente al ambiente de crápula en que se ha convertido la política española. Hay medios de comunicación que presumen en su cabecera de diarios independientes, cabeceras que son una burla para sus lectores o representan el cínico delirio de quienes los manejan. Hay emisoras que se dicen de la Iglesia y se resisten a dar cabida en sus ondas al mensaje de grupos católicos que defienden la Doctrina Social de la Iglesia, únicamente porque no están en sintonía con los personajes que dirigen sus horas de mayor audiencia.



Vemos cómo en una provincia como la de León se silencia el esfuerzo de grupos políticos como FE de las JONS, de los que nadie ha podido poner en duda su honestidad o que mantienen actitudes antidemocráticas, y de los que en ningún momento los leoneses pueden tener noticia de sus actividades, porque quienes se erigen en garantes de una pureza democrática que no entendemos, deciden que FE de las JONS debe ser apartada del grupo de los elegidos que pueden recibir entre sus páginas el parabién de la Prensa. Así, grupos que presentan una opción de futuro y de trabajo seria y responsable para con España, se ven relegados al ostracismo por decisión de no se sabe bien quién.



Las elecciones en este país parecen haberse convertido en un enjuague en el que quienes no tienen dinero o puestos políticos para repartir prebendas no hallan un hueco al sol de la información.



Hoy, cuando, a pesar de lo que diga el inefable Presidente del Gobierno, la Unidad de España está en peligro, porque las autonomías vasca y catalana están dispuestas a romperla, la voz de quienes clamamos por esa Unidad Nacional que ha sido proyección de un modo de ser hispano en el universo, no tiene cabida en las páginas que dedican planas enteras a la fotografía de un candidato haciendo un mueca con el dedo encima de la ceja, que parece el afán de un "tolón", por idiotizar a toda una sociedad.



Hoy, cuando la Educación en manos de las Comunidades Autónomas se ha declarado como el peor enemigo de España como nación; cuando a sus ministros o ministras de turno y cuota les trae al fresco que el nivel de conocimientos de los estudiantes españoles sea de un nivel vergonzoso, el comentario chistoso de un candidato ocupa el lugar que debiera ocupar el problema educacional y el cotilleo de una maldad dicha a micrófono abierto es noticia y no lo es que en las escuelas catalanas y vascas se enseñe a odiar a España.



Pero los falangistas no queremos ser cómplices de esta ignominia. Cuando dentro de unos años la Historia juzgue esta época, los hombres de FE de las JONS no queremos que se diga que fuimos complacientes con la destrucción de nuestra sociedad nacional. Allá otros con sus responsabilidades, nosotros decimos por pasiva y por activa que España tiene un montón de problemas, económicos, sociales, educacionales, de justicia, de familia, de paro y trabajo y los medios de comunicación social han cerrado sus páginas y sus micrófonos a quienes veníamos a denunciarlo y dedicaron sus esfuerzos a discutir y a publicar cómo era la mesa en que Zapatero y Rayoy iban a realizar su debate y cómo unos árbitros de baloncesto cronometrarían el evento (de histórico lo calificará algún simple).



No hay sitio para los falangistas entre las noticias que hoy dominan el panorama político. No importa. Sepan que a pesar de ello, iremos calando en el alma del pueblo español debido a nuestro esfuerzo y nuestra constancia. Gracias por lo que han hecho por nosotros. Bienaventurados los que están solos, pues no tendrán "amigo" que les apuñale.


Luis Ángel Ruiz Peradejordi
Secretario Provincial de Comunicación de FE-JONS León
Candidato al Senado por FE de las JONS


TAL DÍA COMO HOY DE 1.934.....


El primer acto de F.E. de las J.O.N.S.


Se empezaron entonces los preparativos para celebrar un gran acto que evidenciase ante España entera la significación de aquella fusión de juventudes y llamase a las banderas de la Revolución Nacionalsindicalista a otros jóvenes tímidos o retrasados que aún creían en posibilidades de salvación de España por los caminos del retorcimiento, la palabrería y los enjuagues parlamentarios. Se eligió Valladolid, donde las J.O.N.S. eran más pujantes que en parte alguna, gracias a la tenaz labor de Onésimo Redondo, que había captado en la ciudad a la mayoría de los estudiantes y en los campos a grandes masas de labradores. Se señaló la fecha del domingo 4 de marzo.
El domingo anterior se organizó un mitin en uno pueblo perdido de la Geografía española: Carpio de Tajo. En él sonó por vez primera, por boca de JOSÉ ANTONIO, la palabra de la Falange Española de las J.O.N.S. Más tarde, otros muchos pueblos de nombre desconocido para la mayor parte de los españoles fueron recibiendo la visita de los jerarcas falangistas: Corral de Almaguer, Puebla de Almoradiel, Corrales, Don Benito, Tordesillas, Daimiel, Puertollano, Villagarcía, Catoira, Toro, Puebla de Sanabria, San Adrián, Fuente Palmera, Peñafiel, Campo de Criptana, Mota del Cuervo [*], Alcañiz [*], Baena, Albalá, Montoro, Carballino, Quintanar del Rey, Briviesca, Talavera, Pola de Siero, Maside, Santa Fe, Navia, Trevias, Peralta, Pola de Laviana, Villaviciosa, Renedo, Queveda, Torrelavega, Urda, Villacañas, Quero, Huerta de Valdecarávanos, La Guardia, San Martín de Montalván, Navahermosa, Miajadas, Moraleja, Garrovillas, Coria, Brozas, Torremocha, Logrosán, Yecla, Belmonte, Huete, Cabra, Porcuna, Torredonjimeno, Manacor, Laredo, Sanlúcar, Mula, Villaviudas, Barambio, etc. A la Falange y a su Jefe Nacional no les bastaba el ambiente cálido de los actos en las capitales. En la capital hay mucho falseado, JOSÉ ANTONIO prefería buscar la metafísica de España en los pueblos perdidos por esa "tierra española, ancha, triste, seca, destartalada, huesuda como sus pobladores, que no parece tener otro destino que el de esperar a que esos huesos de sus habitantes se le entreguen definitivamente en la sepultura" (discurso de 19 de mayo de 1935 en el Cine Madrid); por "esos pueblos, en donde todavía, bajo la capa más humilde se descubren gentes dotadas de una elegancia rústica que no tienen un gesto excesivo ni una palabra ociosa, gentes que viven sobre una tierra seca en apariencia, con sequedad exterior; pero que nos asombra con la fecundidad que estalla en el triunfo de los pámpanos y de los trigos. Cuando recorríamos esas tierras y veíamos esas gentes y las sabíamos torturadas por pequeños caciques, olvidadas por todos los grupos, divididas, envenenadas por predicaciones tortuosas, teníamos que pensar de todo ese pueblo lo que él mismo cantaba del Cid al verle errar por los campos de Castilla, desterrado de Burgos: "Dios, qué buen vasallo si oviera buen señor". (Discurso de 29 de octubre de 1933 en el Teatro de la Comedia). Mejor que a los intelectuales o burgueses, mejor que a los obreros de los núcleos urbanos, endomingados y achulapados de marxismo y "chotís", prefería hablar a los cientos de miles de hombres "sin una tierra un poco suya que regar con el sudor, sino en la situación desesperante y monstruosa de ser proletarios, es decir, hombres que ya vendieron su tierra y sus herramientas y su casa, que ya no tienen nada que vender y han de alquilar por unas horas las fuerzas de sus propios brazos; han de instalarse, como yo les he visto, en esas plazas de los pueblos de Andalucía, soportando el sol, a ver si pasa alguien que los tome por unas horas a cambio del jornal, como se toman en los mercados de Abisinia los esclavos y los camellos…". (Discurso del 2 de febrero de 1936 en el Cinema Europa de Madrid).
"Hablar a esos hombres curtidos por el frío y el sol, con sus blusas oscuras, sus gorras de felpa ladeadas, la colilla pegada a los labios, la vara de aguijar la yunta entre las manos callosas, es lo que más me emociona" – me decía una vez -. "Empiezan oyéndome con recelo, temerosos de que mis palabras sean una burla más como las de tantos agitadores socialistas o propagandistas agrarios. Pero en cuanto les hablo de España, de la tierra, del deber y el sacrificio, en cuanto les pido disciplina y servicio para España en vez de votos, hay que ver con qué alegría alzan el brazo…" [*]
Luego narraba entusiasmado las comidas campesinas – alubias con chorizo, lentejas, sopas de ajo y la fruta y el pan aldeano moreno y prieto- después del acto en el corralón o el pórtico de la Iglesia, o la plazuela de toros o el salón de baile. Los ojos le brillaban – clarísimos – en el rostro quemado del sol caliente y el viento de hielo reciente.
- El día que triunfemos, José Antonio, tendremos que llamarte el "Campeador", por tu valor de romancero y por tu amor al campo y a los campesinos.
Mi amistad con él estaba por encima de la adulación, y estas palabras no podían sonarle a ese defecto que tanto odiaba, y sí a la lealtad, que tan vivamente agradecía. (Aunque en los momentos en que yo le dijera estas palabras podía haber dicho, como más tarde en la carta a Bravo del 28 de marzo de 1935: "Puedes creer que cada día tengo a mí alrededor más cosas amargas y que casi me vendría bien uno poco de adulación como emoliente";-) . Sonrió al oírlas y replicó: "¿Sabes lo que más me gustaría tener del Cid, a quien evocas? ¡El ganar batallas después de muerto!".
Su Destino ha querido ese deseo. Desde su Paraíso difícil, vertical y militarmente angélico, su espíritu inmortal combate junto a sus camaradas cada áspero minuto de la Revolución, y ha de ir saboreando, lenta pero seguramente, el difícil zumo de la Victoria.
En el discurso de Valladolid no cantó JOSÉ ANTONIO a la fusión. Consideró ya tan soldadas las dos Organizaciones, F.E. y J.O.N.S., que no tuvo por qué aludir a una ni a otra. Habló ya de "nosotros"- se sobreentendía quiénes eran "nosotros"- y de los demás.
Pero, sobre todo, habló de España con esa maravillosa elocuencia que Dios le había dado, con esa fuerza poética que tan extraordinariamente sabía amalgamar con las realidades políticas.
En muchas ocasiones se ha dicho que JOSÉ ANTONIO era un poeta. Lo era y magnífico. No es sólo poeta quien escribe versos. Quien sueña y descubre mundos y horizontes; quien realiza el milagro de encender antorchas de fe en almas perdidas en sombras de desilusión y desesperanza, merece también ese calificativo. Por eso son poetas los apóstoles y los misioneros, los navegantes y los descubridores. Las palabras de Verdad y de Sueño de JOSÉ ANTONIO tienen la misma fuerza lírica que las Epístolas de San Pablo, las Florecillas de San Francisco, las Narraciones de Marco Polo o el diario de Navegación de Cristóbal Colón. Es poesía que revela rutas, desvela misterios, crea nuevas fechas y soles nuevos.
Dos años y medio después del 29 de octubre, y del 4 de marzo, estalla el Movimiento Nacional, y las palabras de JOSÉ ANTONIO dan tema y perfil a toda la nueva poesía española: la Guardia bajo las estrellas arma al brazo o sobre los luceros en ademán impasible; los Ángeles verticalmente militares en las puertas de un Paraíso difícil de escalar; la exaltada belleza de la muerte como acto de servicio; la alegría de la canción y las banderas nuevas desplegadas en vientos con olor de pólvora y de rosas… Todo cuanto él ha dicho de manera magnífica en discursos, ensayos o conversaciones, forma el estilo literario nuevo, en verso o en prosa, casi tópico en fuerza de repetirlo todos cuantos hemos escrito en España durante la guerra.
No creo que se haya dado en la Historia otro caso de orador político cuyas frases se repitan hasta la saciedad en cantares anónimos del pueblo hecho soldado; en los versos de los poetas eruditos; en las consignas de los Jefes; en los artículos de los ensayistas; en los preámbulos de las Leyes.
JOSÉ ANTONIO ha influido en el léxico y en el fondo poético de la generación actual, tanto o más que en la forma influyó Federico García Lorca – cuya manera de hacer sigue siendo todavía la pauta de muchos poetas jóvenes -, lo que es insólito en un no profesional de la Literatura. Que Gabriel d`Annunzio haya impregnado toda la retórica fascista nada tiene de sorprendente, pues desde muchos años antes de nacer el fascismo, la concepción d`annunziana de una gran Italia, sus teorías irredentistas y su devoción por la latinidad y la romanidad, expresadas en versos espléndidos, en dramas vigorosos y en novelas inflamadas, habían ganado a la juventud italiana. Pero con una lentitud de años, forjando la gloria a golpes de talento y de reclamo escandaloso. El fenómeno de JOSÉ ANTONIO ha sido totalmente distinto. Nunca había sido escritor. Bruscamente, el destino despertó en él el genio de la auténtica poesía – "la Poesía que promete", como decía él mismo -, y sus palabras conmueven y remueven la sensibilidad de la juventud española, como un libro de Caballerías de héroes y enamorados. España es la dama de los pensamientos caballerescos de nuestro Amadís y de sus seguidores, pero no pensando en ella para un matrimonio de conveniencia; no pensando en ella como mujer apetecible para los brazos y los labios, para el yantar y el sueño. JOSÉ ANTONIO ama – y nos hace amar a los demás- a España sin que nos guste sensualmente. Nos enseña a amar a una España que es un tormento para los ojos y para el espíritu. A una España que – como a Unamuno- nos duele en el cogollo del corazón. JOSÉ ANTONIO sabe, y nos lo explica en todas las lecciones de su vida, que de esta España, violenta y oscura, ha salido radiante uno de los más altos destinos espirituales de la Historia. Amar a esta España, tal como es, por lo que ha sido y porque hayamos nacido en ella, es cómodo y hasta bonito si se quiere. Pero el amor no debe ser bonito ni cómodo (y JOSÉ ANTONIO sabía bien también del buen amor). Tiene que ser terriblemente dramático y exasperado como es el amor de Dios para los místicos. Para llegar a él, la juventud tuvo un camino, un camino amargo que le señaló JOSÉ ANTONIO: el de la crítica. Crítica en el café; en los mentideros tradicionales al sol; en el contacto con los libros pesimistas y acres de desesperados amadores de España: Cadalso, Larra, Ganivet, Unamuno, Galdós, Azorín, Baroja, Costa, Ortega, Maeztu. Cuando ese camino de la crítica se decide a buscar el contacto físico de los ojos se aprende a amar a España en el llanto del fondo de nuestra alma. Se aprende a luchar por ella. Se aprende a morir por y para ella.
¡Cómo habló JOSÉ ANTONIO de Castilla en Valladolid! No hay en todas las páginas que se han dedicado a la región madre de España por los más grandes escritores, una que cale más hondo y se eleve más alto que esta inmortal de JOSÉ ANTONIO que debieran saber de memoria como el Padrenuestro todos los castellanos:
"Esta tierra de Castilla, que es la tierra sin galas sin adornos; la tierra absoluta, la tierra que no es el color local, ni es la característica, ni es el río, ni es el sendero, ni es el altozano. La tierra que no es, ni mucho menos, los agregados de unas cuantas fincas, ni el exponente de unos intereses agrarios para regateados en Asambleas, sino que es la tierra como depositaria de esos valores eternos, la austeridad en la conducta, el sentido religioso en la vida y la alianza, la solidaridad absoluta entre los antepasados y la tradición. Y sobre esta tierra absoluta, el cielo absoluto. El cielo tan azul, tan sin celajes, tan sin reflejos verdes de frondas terrenas, que se dijera que es casi blanco de puro azul. Y así Castilla, con la tierra absoluta y el cielo absoluto mirándose, no ha sabido nunca ser una comarca; ha tenido siempre que ser un Imperio. Castilla no ha podido entender lo local nunca; Castilla sólo ha podido entender lo universal, y por eso Castilla se niega a sí misma, no se fija en dónde concluye ni a lo ancho ni a lo alto, y Castilla, esa tierra llena de nombres maravillosos, como Tordesillas, Medina del Campo, Madrigal de las Altas Torres; esta tierra de Chancillerías, de las Ferias de Castilla – el decir todo esto es decir tierra de la Justicia, de la Milicia y del Comercio-, nos puede enseñar cómo fue aquella España que nosotros llevamos en el corazón con la nostalgia de su ausencia."
El mitin de Valladolid tuvo resonancia de tiros y de la otra. Al concluirse, mientras abrazaban a JOSÉ ANTONIO los duros labriegos de Castilla y los ardientes escolares que intuían en él al Jefe esperado, en tanto – como dice Bravo- los que andaban en busca del capitán a quien seguir se sentían arrebatados viéndole ante sus ojos con el alma sedienta de obediencia reconociéndole gozosa, empezaron a oírse detonaciones. Eran las "descargas de los marxistas" contra los asistentes al mitin que primero habían ganado la calle. Llegaba el rumor al escenario del Calderón como algo lejano.
- ¡Ya hay tiros! – dijo alguien -. ¡Esperad un poco!.
- No; lo mejor es salir. Podrían creer que se les tiene miedo.
- Vamos todos a la calle – ordenó ya JOSÉ ANTONIO.
Y fueron. Él delante y junto a él – ¡cómo se habrán echado de menos uno a otro al morir los dos!, Julio Ruíz de Alda. Y Onésimo Redondo y Ledesma, al lado también.
Hubo muchísimos tiros, algunos heridos y contusos, y un estudiante no falangista – tampoco rojo- muerto.
Si algún recelo se había sembrado contra JOSÉ ANTONIO entre los viejos jonsistas vallisoletanos, bien lo disiparía el aire varonil y heroico con que se echó a la calle, pistola en mano, quien minutos antes cantaba exaltadamente lírico a Castilla. Como un simple escuadrista, JOSÉ ANTONIO actuó en la "operación de limpieza" de la Fuente Dorada y las otras calles inmediatas al teatro. El fino intelectual conocía – y no temía – la "dialéctica de los puños y las pistolas"; el señorito aristócrata era un hombre de temple. A los ojos de los jonsistas vallisoletanos, JOSÉ ANTONIO se mostraba auténtico Jefe, como minutos antes se lo había cantado a los oídos con su voz única.
El mismo día, e igual que aquellos, los jonsistas de Salamanca, de Zamora, de Palencia, de Burgos, que hubieron de asistir también al acto del Calderón, eran tan joseantoñistas como los falangistas de Madrid.
"Al principio, cuando abrieron las puertas del Calderón – me decía uno de mis camaradas salmantinos, un estudiante adolescente que fue después un guerrero sin tacha en la guerra civil - y comenzaron a disparar los socialistas, tenía miedo a salir a la calle, pues no tenía ni una mala pistola. Pero cuando salió JOSÉ ANTONIO fui detrás sin temor a las balas, como si una coraza invencible me protegiera" (Bravo, Obra citada, pág. III).
Texto extraído de:


JOSÉ ANTONIO (BIOGRAFÍA APASIONADA)Felipe Ximénez de Sandoval

domingo, 2 de marzo de 2008

VOTO UTIL, TONTO INUTIL




Ya vuelven con lo mismo: hay que votar lo útil, hay que votar al PP, hay que eliminar a esos partidillos que lo único que hacen es restar votos al que puede ganar. Y se creen que son muy listos diciendo esto.

Se creen muy listos, porque su cortedad intelectual les ha hecho olvidar en cuatro años que fue el PP el que puso los cimientos de la actualidad.

España se rompe con Zapatero -dicen.

Y como esto es verdad indiscutible, se creen que ello purga las culpas del Partido Popular que dio a los separatismos más de lo que les había dado Felipe González. Que en muchos mandatos consecutivos en Galicia, ha criado a la sombra de Fraga el separatismo galleguista que ahora se impone. Que por unos votos, colocó a Piqué -el que no hablaba en español en el parlamento autónomo catalán por no provocar- al frente del PP en Cataluña. El PP que ha aprobado los estatutos valenciano y andaluz, tan separatistas como el catalán que ha denunciado.

Zapatero negocia con ETA y desprecia a las víctimas -arguyen.

Y ya se han olvidado de las negociaciones de Aznar con los terroristas, de que fue el primero en concederles un estatus inimaginable al llamarlos Movimiento de Liberación Nacional Vasco. Se olvidan de que también para el PP los asesinados por ETA eran el precio de la democracia, y hasta que empezaron a matar a los suyos -esto es, a los de la casta política, de cualquier color- los muertos eran un simple inconveniente que surgía. Y como saldrá quien me llame mentiroso -porque los que no tienen memoria tampoco tienen vergüenza- aquí está la prueba de lo que digo: gobernando don José María Aznar, y siendo ministro don Mariano Rajoy, ETA asesinó -8 de enero de 1997- al Teniente Coronel don Jesús Agustín Cuesta Abril, sin que los altos poderes del Estado se dignaran tomar nota de ello a los efectos del más leve homenaje ciudadano, con los minutitos de silencio que ya se habían empezado a convocar tiempo atrás.

El PP cumplirá la ley del aborto, y derogará el matrimonio de homosexuales -certifican.

Y miran para otro lado cuando se les demuestra que doña Esperanza Aguirre subvenciona los abortos por el sencillo método de establecer conciertos con las clínicas abortistas, parta desviar a ellas los casos que la Sanidad Pública -con la vigente Ley en la mano- no acepta. Y pasan de largo cuando Ruiz Gallardón subvenciona el fiestorro de los maricas con el dinero de todos; o casa a sus amiguetes monfloritas, con la bendición de Fraga; o reparte píldoras abortivas a menores de edad sin el conocimiento de sus padres.

Y en todos los temas igual. Piensan los del voto útil, los tontos inútiles, que el PP se va a salir del guión preestablecido; del guión que todos -los unos y los otros- llevan 30 años representando. Creen que van a cambiar algo y, por eso, van a votar al PP, y no a esos partidillos.

El 6 de octubre si hubo sitio para la Falange, exclamaba una octavilla falangista en aquellas elecciones del 36 en cuyas listas no había sitio para ellos. También entonces el voto útil, el voto tonto, fue para la derecha castrada, sin principios, sin fe, sin valores ni valor.

No hubo sitio en febrero del 36 para la Falange, pero bien que lo hubo unos meses después para sacarles las castañas del fuego a los tontos que las habían echado dentro. Bien que hubo sitio para la sangre falangista, la sangre requeté, en los campos que había incendiado el miedo y el voto útil de los tontos, que se echaban la siesta sobre el barril de pólvora cuya mecha avanzaba incontenible.

Y estamos en las mismas. No hay sitio para el voto a esos partidillos. Pero luego bien querréis, cabrones, que nos juguemos la vida por vosotros.

Pues si de mi depende, votos útiles, tontos inútiles, que os vayan dando.

http://milibreopinion.zoomblog.com/