jueves, 24 de enero de 2008

La educación de ayer y de hoy


Escenario: Disciplina Escolar:

Año 1977: Hacías una putada en clase. El profesor te metía dos buenas hostias bien merecidas. Al llegar a casa tu padre te arreaba otras dos.

Año 2007: Haces una putada. El profesor te pide disculpas. Tu padre te pide disculpas y te compra una moto.


Escenario: Relación habitual entre padre e hijo:

Año 1977: Le pido dinero a mi padre para salir.

Año 2007: Mi padre me pide dinero para apaciguar al banco.


Escenario: Manolo tiene pensado ir al bosque después de clase, según entra al colegio le enseña una navaja a Pancho con la que pretende hacer un tirachinas.
Año 1977: El subdirector lo ve y le pregunta donde las venden, y le enseña la suya, que es antigua, pero mas buena.

Año 2007: La escuela se cierra, llaman a la Guardia Civil y llevan a Manolo al reformatorio. Antena 3 y Tele cinco presentan los informativos de las 15:00 desde la puerta del colegio.


Escenario: Fran y Marcos se reparten unos puñetazos después de clase

Año 1977: Los compañeros los animan, Marcos gana. Se dan las manos y terminan siendo colegas en los billares.

Año 2007: La escuela se cierra, Tele cinco proclama el mes antiviolencia escolar, el periódico 20 minutos titula a cinco columnas el asunto y Antena 3 aposta de nuevo a Matías Prats en pleno temporal frente a la puerta del colegio para presentar el telediario.


Escenario: Jaime no para quieto en clase. Interrumpe y molesta a los compañeros

Año 1977: Mandan a Jaime a ver al director y éste le echa una buena bronca. Vuelve a clase, se sienta en silencio y no vuelve a interrumpir más.

Año 2007: Se le administran a Jaime grandes dosis de Ritalin. Se transforma en un Zombi. Jaime se convierte en un alumno con necesidades educativas especiales.


Escenario: Luis rompe el cristal de un coche en el barrio; su padre saca el cinturón y le pega unos buenos latigazos con él.

Año 1977: Luis tiene más cuidado la próxima vez, crece normalmente, va a la universidad y se convierte en un hombre negocios con éxito.

Año 2007: Arrestan al padre de Luis por maltrato a menores. Sin la figura paterna, Luis se une a una banda. Los psicólogos convencen a su hermana de que el padre abusaba de ella y lo meten en la cárcel. La madre de Luis se enrolla con el psicólogo. Mercedes Milá abre la final de Gran Hermano con un discurso relativo a la noticia.


Escenario: Juan se cae mientras echaba una carrera y se araña en la rodilla. Su profesora, María, se lo encuentra llorando al borde del camino. María lo abraza para confortarlo.

Año 1977: Al poco rato, Juan se siente mejor y sigue jugando.

Año 2007: María es acusada de perversión de menores y se va al paro. Se enfrenta a tres años de cárcel. Juan se pasa cinco años de terapia en terapia. Sus padres demandan al colegio por negligencia y a la profesora por trauma emocional, ganando ambos juicios. María, en paro y endeudada, se suicida tirándose de un edificio. Cuando aterriza, lo hace encima de un coche y también rompe una maceta. El dueño del coche y el dueño de la planta demandan a los herederos de María por destrucción de la propiedad. Ganan. Tele cinco y Antena 3 producen juntos la película y definitivamente el plató de los informativos ya queda emplazado en medio de la calle.


Escenario: Se pelean un niño blanco y un niño negro por llamarle chocolate.

Año 1977: Se dan de tortas se levantan y cada uno a su casa. Mañana son amigos.

Año 2007: Tele5 envía a sus mejores corresponsales. Antena 3 prepara un reportaje de esos de a fondo donde un gran equipo de periodistas pasan un día en un colegio con niños. Se emiten programas documentales sobre pandilleros y odio racial, las pseudo juventudes hitlerianas fingen revolucionarse al respecto y el Gobierno instaura nuevas leyes y le pone un piso a la familia del negrito.

AMNISTÍA PARA EL FETO


En verdad esta titulación sólo pretende llamar la atención del hipotético lector porque ¿quién puede ser más inocente que un feto humano, que un No Nacido? ¿Qué delitos puede haber cometido para que estos sean olvidados mediante la benéfica amnistía?


Y es que la famosa organización «Amnistía Internacional», tras no pronunciarse durante toda su existencia sobre el aborto, ni a favor ni en contra, luego lo ha hecho a favor… de la despenalización del aborto criminal (no hay otra forma de diferenciarlo del espontáneo). Naturalmente, Amnistía Internacional no es una organización abortista sino que, más o menos como en la legislación española actual, encuentra una serie de circunstancias en las que el aborto puede ser la mejor opción para «consolar» a las victimas de violaciones, incestos o cuando corra peligro la salud de la madre.


En España, cientos de miles de seres humanos vivos (ya que aún no hombres y mujeres) han sido brutalmente destruidos, descuartizaos, asfixiados, quemados o envenenados para «consolar» a violadas, víctimas de incestos o, en su inmensa y escandalosa mayoría, por la «salud psíquica de la madre» tanto durante mandatos de la izquierda como de la derecha.


Todos sufrimos, día a día, los dramas que el hecho de vivir nos acarrea. Dolorosas enfermedades; crisis matrimoniales o laborales; accidentes; minusvalías, etc., pero todos somos conscientes de su inevitabilidad y asumimos esa terrible ruleta. Pero sólo los más malvados a lo largo de la Historia o la literatura han intentado evitar un «desconsuelo», o un hijo con el Síndrome de Down, o una monja con un hijo, a costa de destruir al ser humano más inocente de todos.


No se trata de conservadores y progresistas, de fascistas o de rojos, de religiosos o de ateos, sino de del conocimiento biológico. Porque ni el más convencido abortista acepta que pueda eliminarse a un niño mongólico de 14 años; ni siquiera a un Recién Nacido que le falte un brazo. Sin embargo ¿qué diferencia sustancial existe entre un Recién Nacido y un feto de 7 meses? ¿Y qué diferencia sustancial existe entre un feto de 7 meses y uno de 2 meses? Y es que tampoco hay diferencias sustanciales entre un feto de 2 meses y un embrión de unos días, porque desde el momento de la concepción ya tiene su identidad cromosómica, ajena a la de la madre y a la del padre: ya es un ser humano único e irrepetible.


La cultura y la civilización a lo largo de milenios nos había llevado a proteger la vida, a no cambiar una vida por otra, a no preferir una vida a otra.


Sólo teniendo muy presente que el embrión es ya un ser humano digno de ser protegido e inaceptable como «moneda de cambio», podremos afrontar el terrible crimen del aborto (Julián Marías –qepd– dixit).
Escrito por el Doctor Carlos León Roch y publicado en www.hermandaddelvalle.org

miércoles, 23 de enero de 2008

ES DE JUSTICIA



Un grupo de residentes españoles en Silicon Valley (California), que incluye numerosos vascos y navarros, ha puesto en marcha una protesta contra la próxima visita de un notorio iluminado a la prestigiosa Universidad de Stanford: Juan José Ibarretxe. Se titula In defense of Stanford's integrity, against its manipulation by Ibarretxe.

El turismo mundial del lehendakari es tan oneroso como inútil, aunque el hombre y su séquito se lo pasen en grande jugando a la Política Exterior. Nos cuesta una pasta a los contribuyentes vascos –y a los españoles, gracias al cupo- que alcaldes, gobernadores, parlamentos y rectores de esos mundos de dios accedan a sacarse una foto con el Moisés de Ajuria-enea y le dediquen una palabra amable, incluso alguna condecoración.


Pero, además, las absurdas, demenciales y tergiversadoras explicaciones de Ibarretxe sobre el “conflicto vasco” no sólo burlan la verdad y dañan la imagen de España por esos mundos, sino que además hieren a las víctimas de ETA y son una afrenta adicional a quienes soportamos su nacionalismo obligatorio en los predios vascos (y encima pagamos sus viajes sinsentido y los de su séquito). Hay que animarse, firma aquí:
la petición –hay versión en inglés y castellano- para que Ibarretxe n! o sea recibido en Stanford, un sitio serio que corre el peligro de dejar de serlo.

sábado, 19 de enero de 2008

EL YUGO Y LAS FLECHAS


El yugo es la yunta; la junta, las Juntas de nosotros, nuestra propia coyuntura histórica.


Las flechas hienden las mañanas de España. Hienden. Ofenden. Son la ofensiva de una raza, de una juventud que pretende imponerse ahora.


El yugo camina delante del arado. Es la agricultura nacional. El campo nacional. La vida nacional.


Cada manojo de saetas es una gavilla de corazones, una hermandad, un gremio, un Sindicato.


Las flechas son de hierro, de acero, de la carne española eterna. Aguzadas, forjadas con el fuego antiguo por sindicalistas nacionales.


El yugo y las flechas son también la cruz; forman una cruz. Para sus cruzados, toda gran empresa ha sido una cruz en la encrucijada de los tiempos. Si el yugo pesa, apesadumbra a alguien. Las flechas aligeran, alegrarán nuestra buena ventura española.


Aunque cerca del yugo está siempre el estímulo.


Los campesinos que hablaban latín estimulaban a sus bueyes –junto a la cerviz– con una punta de saeta en la extremidad de un palo.


Nuestro escudo huele a garrote, y a fragua, y a pan, y a vino, y a sal, y a eternidad.


El equilibrio duradero entre un pasado horizontal –el yugo– y la ascensión vertical, celestial, de un futuro: las flechas. Habrá que reconquistar nuestra patria a flechazos, a golpes de cariño. Amorosamente. Duramente. Como se conquista a la mujer que parirá a nuestros herederos.


J. A

lunes, 14 de enero de 2008

CAPITALISMO PARA TODOS


El mundo está abierto, es un gigantesco patio de vecindad. Aquel que antaño estaba a miles de kilómetros, resulta hoy ser nuestro vecino de escalera. La mal llamada globalización, la mundialización, con el fenómeno internet favoreciendo el conocimiento universal, o la propia televisión, provocando que los rusos prefieran culebrones como “Los ricos también lloran” a sus propias películas y que los marroquis se rían con Cantinflas, dicen algunos que nos convierte en ciudadanos del mundo. Pero… ¿de que mundo? ¿del mundo liberal? ¿del mundo que no busca la igualdad, la fraternidad y la igualdad del chino, del rumano o del turco, sino la guerra y tensión entre unos y otros?
Pero no hace falta ir tan lejos. Miremos nuestras ciudades. Paseemos por los suburbios e intentemos mirar a través del alambre de espino y muros de las urbanizaciones de lujo. En eso nos estamos convirtiendo: unos cuantos bunkers e inmensas zonas donde la ley no tiene nada que decir. Todos encerrados en su casa y la mafia en la de todos. Hay no una, no dos, posiblemente múltiples sociedades conviviendo o peleando entre sí, pero con un eje común: el capitalismo.
Una sociedad capitalista, en suma, que solo perdura porque ha heredado una serie de estereotipos que ella por si misma no puede crear: jueces incorruptibles, funcionarios integros, seguridad social para todos… hasta que lo desaparezca extinguida en un ambiente hostil.
Y es que dicen los liberales: las leyes sobre los pobres crean los pobres a los que socorren (Malthus). Crear el subsidio del paro es crear parados. Disminuyamos pues las nóminas, aumentemos las horas de producción. Regresemos al siglo XVIII. El mercado irá mejor. El dinero de la seguridad social, seguro, se pierde en inversiones en terceros países. Desmontémosla. Mientras, cada vez se defrauda más en los impuestos. Quitemos los impuestos. Que los cobren solo los terroristas y los mafiosos. Olvidemos que quienes defraudan no son precisamente los pobres.
La carga de la seguridad social es cada vez más insoportable para la economía. La tesis del efecto perverso. Demasiado seguro, mata al seguro. Gastáis tanto que no va a quedar nada. Dejadnos protegerla como al empleo: dejadnos despedir más y mejor, para aumentar el empleo.
Mientras tanto, la industria nacional intenta chapotear en este nuevo marco de juego. El empresario español empieza a notar el aliento del chino en su nuca, el murmullo del polaco en la lejanía. Y no tardará en desconfiar del turco.
Nuestra juventud, formada según la ministra Cabrera en “el mejor sistema educativo que ha habido en la historia de España”, se homologa en sus títulos a unos jóvenes europeos con un bagaje intelectual mucho más potente, y se prepara tan solo a aspirar a que algún político local emule a Bush, y congele las hipotecas, sin llegar siquiera a soñar en un remedo de aquel decreto de 1938, que permitiera suspender alquileres e hipotecas a aquellos españoles en paro forzoso.
Vivimos en el mundo de las ideas de cartón piedra y olvidamos las realidades. Mientras nos juran que vivimos en una arcadia feliz, e incluso nos tragamos la trola de que esto es una democracia, nuestra vida se degrada. Ante estos idealismos torticeros, cabría tal vez recordar la frase del príncipe alemán Bernhard von Bullow: “A los idealismos franceses sin significado, Libertad, Igualdad y Fraternidad, les oponemos las realidades alemanas: Infantería, Caballería y Artillería”.

JUAN V. OLTRA

domingo, 13 de enero de 2008

El aviso


Iker José Peláez, subinspector de la Brigada de Corrección Política, odiaba estas fechas de principio del Invierno porque se le multiplicaba el trabajo. A pesar de los generosos esfuerzos del IGD (Infalible Gobierno Democrático) de Ciudad Zapatero por erradicar cualquier resto de atavismo y superstición, los rebeldes siempre encontraban la manera de hacerse notar. La última acción terrorista había consistido en una pintada enorme sobre el frontispicio principal del Gran Mausoleo de San Esteban Ibarra. Puro vandalismo. La pintada decía: ”Dios se hace Hombre”, una clara apología del cristianismo. Los autores ya habían sido detenidos y ajusticiados in situ. Pero el trabajo no cesaba.


El último aviso hablaba de un motín ciudadano en el Hospital Bernat Soria, que al parecer estaba relacionado con grupos subversivos, aunque no aclaraba lo sucedido realmente. Iker José Peláez dirigió su nave de patrulla intratmosférica hacia las coordenadas del aviso. Para distraerse, conectó el Servicio Estatal de Retransmisiones (SER). El sonido digifónico inundó la pequeña cabina: “(...) y, a continuación, entrevistaremos a los directores de los dos videoclips agraciados con el Premio de la Academia de Prensa y Propaganda, “Trece Zorras” y “El Geriátrico”(...)”. Iker volvió a desconectar. Aún faltaba media hora para que empezase el programa deportivo. Además, estaba a punto de llegar al Bernat Soria.


Cuando aterrizó en la pequeña pista de la azotea, un sonriente médico le estaba esperando.


-Gracias por venir, ciudadano subinspector, pero me temo que ha hecho el viaje en balde. Ya está solucionada la crisis.


- Qué ha ocurrido realmente? El aviso era algo confuso.


- Oh, nada importante, se lo aseguro. Un pequeño conato de motín. La enfermera de guardia se puso nerviosa y les avisó a ustedes para algo que, como puede comprobar, hemos solucionado por nuestros propios medios.


- ¿Un motín?


- Sí. Un grupo de exaltados estaba armando un alboroto en la Sección de Oftalmología en protesta por el último impuesto de la SGAE sobre las gafas de alta graduación. El personal de guardia de la Unidad de Abortos Retroactivos, los ha reducido fácilmente.


- Pero, ¿dónde están los detenidos?


- A estas horas – el médico emitió una risita cómplice- la última resistencia ha sido...triturada, ya me entiende. El personal del Departamento de Abortos ha decidido ahorrarle munición a su Brigada y ha aprovechado nuestras propias instalaciones. Siento que haya tenido que venir para nada.


Iker José Peláez regresó al acuartelamiento a la hora de la cena. Había hamburguesas con tomate. Se fue a la cama sin cenar.


Relato publicado en http://apuntesdehistoriafutura.blogspot.com/ un blog que desde aquí recomendamos visitar.

miércoles, 9 de enero de 2008

LOS TEMORES DE UN BURGUÉS


El señor Jordi era un burgués que vivía en una casa de dos plantas rodeada por un pequeño jardín.Su barrio estaba situado en una de las zonas llamadas de clase media.Estaba casado y tenia tres hijos varones de 17 , 14 y 4 años de edad. Eran las 8 -30 de la mañana , se había aseado y estaba ojeando la prensa del día mientras se disponía a desayunar.Las noticias eran las de siempre y sólo una pequeña nota había llamado su atención." En la noche anterior la policía había detenido a unos jóvenes de ideología NacionaSindicalista que habían intentado atentar contra una organización del Nuevo Orden Mundial". Como es posible que aún queden energúmenos de esa calaña, pensó y siguió leyendo.

Los jóvenes tenían una ideología que estaba calando en los últimos años, sobre todo en las zonas obreras y concretamente en una antigua zona llamada Catalunya. En esos momentos recordó que una vez que cortaron la autopista y hubo de desviarse y entró con su coche en una de las llamadas zonas obreras. Dicho desvío estaba protegido por tanquetas de la Policía y del Ejército del Estado Único.

Por esa época las zonas obreras ocupaban grandes espacios y todos ellos estaban muy degradados. El paro, la miseria con altas dosis de contaminacion eran el pan nuestro de cada día.

Recordó como en muchos de esos muros había pintadas de esas Nacional Sindicalistas que llamaban a la lucha y a la insurrección armada. Para él como buen ciudadano de orden se había de acabar pronto con esa gentuza terrorista. Según su concepción burguesa del mundo todo iba muy bien, tal vez había ciertos problemas estructurales pero no había para tanto.Llegar hasta donde se había llegado había costado mucho, y sólo los desestabilizadores(algunos jóvenes marginales y obreros fanáticos e intolerantes) pretendían acabar con el orden vigente.
Pensativo y preocupado por el mal que hacían los "terroristas intolerantes"termino su desayuno y, cuando estaba punto de recoger su maletín para dirigirse al trabajo sonó el teléfono. Se quedo extrañado,le llamaban desde una comisaría de Policía, y a continuación le comunicaban, que su hijo mayor había sido detenido que por favor se pasara por las dependencias policiales, pues querían hacerle algunas preguntas acerca de su hijo.Se quedó blanco y, lentamente colgó el teléfono, le contó lo sucedido a su mujer y empezó a pensar. Tal vez le habrían detenido por consumir drogas,pero no eso no podía ser, ya que estas habían sido legalizadas hacia mucho tiempo. Siguió pensando tal vez lo habían detenido por llevar a su novia a que le practicaran algún aborto,pero no, eso tampoco podía ser, ya que el terminar con la vida de un niño no era ningún delito. Si lo había sido en el pasado cuando leyes salvajes dominaban los hombres primitivos que anclados en costumbres animalescas se guiaban por raras y perniciosas supersticiones. No lo podía comprender, su hijo nunca les había dado ningún problema. Excepto en dos raras ocasiones. La primera fue una vez que su madre le encontró en su dormitorio una extraña revista que hablaba de una Primitiva y rara Nación llamada "España" que ya hacía muchos años que había desaparecido, pues los hombres se volvieron civilizados y decidieron dividir y destruir a ese ente obsoleto llamado España para integrarse en el Estado Único y Universal.

La segunda vez fue unos meses después de éste grave incidente cuando lo pillaron con una medallita de una tal Virgen de Montserrat colgada de su cuello. Les costó convencerlo de que esa imagen era fruto de supersticiones pasada que habían impedido el Progreso de la humanidad y , que ahora sólo algunas sectas peligrosas e ilegales seguían con esas creencias pero al final lo consiguieron y, al final su hijo se la quitó del cuello. Jamás pudo comprender como su hijo llegó a colgarse ese amuleto . Lo habían llevado a colegios liberales desde muy pequeño, y allí había sido educado en la tolerancia y los valores humanos lejos de supersticiones y raros tabús. Su hijo había sido afortunado pues había nacido en un mundo sin fronteras, sin aquellas pesadas prisiones llamadas Patrias y que tanto costaron destruir. Su hijo había nacido en un mundo libre que era guiado por un Estado Universal que conducía a todos los hombres por los caminos de la paz y el Progreso.

Dejo de pensar en el Pasado y volvió a la realidad. Seguía sin comprender. Cogió sus cosas,se despidió de su mujer para ir a la comisaría y, cuando estaba a punto de franquear el umbral ,su hijo pequeño le tiró de la gabardina y le dijo: - Papa , papa , cuando sea mayor yo también quiero ser como mi hermano, quiero ser un luchador Nacional Sindicalista.Una lágrima corrió por sus mejillas, al final había comprendido.

martes, 8 de enero de 2008

¡EN PIE POR LA REVOLUCIÓN! ( año 1.942 )




¡EN PIE POR LA REVOLUCIÓN! Camaradas: Otra vez nos dirigimos a vosotros. Hoy levantada en nuestras manos, intacta, una bandera roja y negra de la Revolución social. No tenemos más que la bandera y la voluntad. La Revolución Nacionalsindicalista aún no está hecha.




Primero es preciso hacer la transformación necesaria, urgente, en lo económico y en lo social. Y esta transformación ni siquiera está iniciada. Porque para ello se requiere la conquista previa del Poder. Y hoy sigue gobernando a España el capitalismo.




Esta es una verdad agobiadora y tremenda. El nivel de vida de los trabajadores españoles no se ha elevado; no se cumplen con rigor las leyes de protección al trabajador; no se han tomado medidas para garantizar el pan. Y lo que es peor, no se procura atraerlo a la Falange. Nosotros alzamos nuestro grito rebelde. Bajo la aparente calma que España vive, sabed que los falangistas auténticos velamos por la pureza de la doctrina y la seguridad del triunfo. No podemos darnos por vencidos, pues nosotros ganamos la guerra.




El desaliento no cabe en nuestra alma porque en ella guardamos el mandato de José Antonio. Os decimos: Somos los representantes de la juventud española; de la que se batió en la Cruzada; de la que lucha en Rusia, y de la que trabaja y estudia en el suelo maltrecho de España. Y nuestra voluntad es ésta; sabemos que la mayoría de los hombres que nos gobiernan, aquellos que principalmente llevan la política española, no harán la Revolución que la Falange proclamó desde la primera hora; por eso, nosotros emprendemos la lucha abierta desde fuera para asaltar el Poder. Aunque en esta lucha perdamos hasta el último de los hombres.




Más vale morir combatiendo que asistir sin protesta al fraude de nuestro más entrañable ideal. Cuando los Sindicatos Nacionales están en casi su totalidad en manos de los enemigos del pueblo; la dirección de la economía la hacen los capitalistas; la agricultura dirigida por los terratenientes; el estraperlo practicado desde los Centros Oficiales, y la enseñanza controlada por grupos reaccionarios y clericales. Nosotros os llamamos a todos. ¡Camaradas, españoles, estudiantes, trabajadores!: La Falange Auténtica mantiene en pie sus principios, no os sintáis defraudados. Os aseguramos que la Revolución Nacionalsindicalista se hará en España. Para ello os pedimos que mantengáis viva la fe y la esperanza. Nutrid las filas de la Falange Auténtica. Llenad la calle de nuestros gritos. Mostrad en todas partes nuestra voluntad intransigente. Nuestras consignas, nuestros postulados y nuestros dogmas, no pueden seguir sirviendo de mofa y escarnio. ¡Camaradas! ¡Arriba la Bandera de la Revolución! ¡Por una justicia social verdadera! ¡Pan para todos los españoles! ¡La Falange Auténtica os grita su fe y su decisión! Por la Revolución Nacionalsindicalista ¡¡Arriba España!!




LA FALANGE AUTENTICA (1942)

jueves, 3 de enero de 2008

Permitidme tutearos, imbéciles




Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno.


Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros –aquí matizaré ministros y ministras– de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera.


No quiero que acabe el mes sin mentaros –el tuteo es deliberado– a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía.


De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas.


De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas.


Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia.


Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana –que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural–, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña.


Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí están las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico».


O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien» y que éste no ha fracasado porque «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad», entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms». Con dos cojones.


Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente –recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española–. Deslumbrante, lo juro, eso de que «lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres», aunque tampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos».


Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p'alante.


Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet.


La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente que estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.


Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio. Cuánto más peligro tiene un imbécil que un malvado.
PATENTE DE CORSO, por Arturo Pérez-Reverte

...Y siguen sin entendernos........